OrishaHitsuhina
Piracy

Piracy

sad but true…

sad but true…

lolita-confessions:

“I think elitists Lolita need to lay off people who just getting into Lolita and people who can’t afford name brand. Im pretty sure when they started out they couldn’t afford name brand Lolita and they made some mistakes.” -Anon

lolita-confessions:

I think elitists Lolita need to lay off people who just getting into Lolita and people who can’t afford name brand. Im pretty sure when they started out they couldn’t afford name brand Lolita and they made some mistakes.” -Anon

Orisha Cap 1

Bueno esta historia es algo extraña, no sabría bien como comenzar así que iré por lo que recuerdo, hace un tiempo, quizás no tanto como algunos imaginarían conocí a un muchacho que me intrigó desde el momento en que lo vi, su aspecto era fuera d lo común, y también sus habilidades, al estar cerca de el se sentía una briza fría, además de que parecía tener afinidad por cierto tipo de arte de los reinos nipones, lo conocí cuando en el reino del que provengo, hubo la ocasión de un instructor en las artes del dibujo, no había notado su presencia, quizás un poco el frio que se sentía, pero ni siquiera se me había ocurrido voltear.

profesor: bien, es hora de empezar, espero todos ustedes estén listos, esto no es un lugar para jugar, el arte no es solo para degustar…

En ese instante mientras el profesor hablaba pasó frente a mi y siguió, observo atentamente a quien estaba a mi lado, por ese instante yo prestaba atención al profesor, esté tomo unas piezas con las que el joven cargaba, y las mostró como ejemplos de lo que haríamos, una de estas me llamó la atención, y solo por esto decidí voltear a ver a quien estaba a mi lado, al igual que lo que la expresión de todos decía, no era un rostro común en nuestro reino, el tenia un cabello blanco, casi reluciente, ojos como hielo, y, fue entonces que entendí el frio que sentía a su alrededor.

El resto de la instrucción la escuché y la seguí, también tenia afinidad por las artes, se puede decir que lo que acabo de contar es el final del principio, pues la verdadera historia comienza en poco.

Después de unos días de no poder dirigirle mas que unas palabras y algunas preguntas sobre su arte, ya que quería una copia de la pieza, finalmente me atreví a entablar una conversación con el, me había sido difícil ya que soy muy tímida y su aspecto parecía bastante serio, al verlo sentado en las instrucciones no había notado que su altura era menor a la mía, y luego de hablarle, siendo el muy amable, me mencionó sobre el reino del que provenía, que este se llamaba Orisha, no me dijo mucho de su origen, sin embargo me dijo que era un buen reino y me invitó a unirme a este, diciéndome que seria bien recibida. Tras preguntar su nombre el me dijo que se llamaba Hitsugaya, hitsugaya toshirou.

Aquel día no deje de pensar en la propuesta de ir a su reino aunque no pregunté como llegar, al pasar la puerta de mi casa, mi padre me abrazó eufóricamente como siempre, su nombre era sora.

sora: como estas pequeña? -el noto mi rostro pensativo- a sucedido algo?

yo: eh, si padre, sucede que un joven me invitó a visitar su reino… quizás vivir ahí -dije aun pensando en el inusual aspecto d este-

sora: y cual es el reino pequeña? -respondió algo curioso con un toque de preocupación-

yo: Orisha…. -respondí pensativa-

En ese instante mi padre tubo una expresión que no supe si era sorpresa o enojo, me contó que ese reino no era para una muchacha como yo, que no me fiara, porque a pesar que no podía decírmelo, nada seria igual tras entrar ahí.

Aquel día me fui a mi cuarto sin mas, no me gustaba que mi padre me asustara, durante la noche no deje de pensar en esto, y decidí, que la próxima vez que lo viera, lo acompañaría a este reino, y así, pensando y confundida, llegó el siguiente día, y por igual, mi siguiente encuentro con el.

Al verlo desde cierta distancia me acerqué cautelosamente, me preguntaba porque siempre estaba en este reino a ciertas horas.

yo: eh disculpa….. -dije tímidamente-

Toshirou: ah -se sorprendió un poco, es normal, soy poco notable para muchos- sucede algo?

yo: eh si, quisiera… acompañarte a tu reino… -dije aun un poco tímida-

Toshirou: en serio? -sonrió- que bien, entonces iremos -su aspecto era ahora apacible-

Ese día fue bastante agradable ya que al terminar las instrucciones me retire caminando a su lado en su misma dirección, durante el camino, antes de salir de el reino del que provengo el se detuvo.

Toshirou: dime, aun no se tu nombre -dijo observándome, y era cierto, solíamos hablar bastante pero mi nombre aun no era conocido-

Yo: Hinamori, hinamori momo -dije-

Toshirou: bien momo, quiero presentarte a alguien -dijo sonriendo- su nombre es luka -el se hizo a un lado y detrás suyo había una preciosa mujer, con una hermosa sonrisa, rostro, y cuerpo, ella de inmediato salto a abrazar al joven que me acompañaba-

luka: nyaaaa hola hitsu -sonrió mientras abrazaba al joven-

toshirou: hehe hola, em… ella es de la que te había hablado, se llama momo -dijo mientras correspondía el abrazo con ternura-

Luka: ah hola momo, mi peque me mencionó que eres una amiga suya, gusto en conocerte -dijo muy alegre y lamió la mejilla del joven y este se sonrojó-

yo: eh hola -dije sonriendo algo extrañada por el comportamiento de la dama- mucho gusto igualmente

Tras charlar largo rato y preguntar si eran pareja, recibiendo una negativa, lo que no se bien porque me alegró, me comentaron que ella era su abuela y esto me sorprendió pues ella se veía como una joven.

Por un instante pensé notar sus ojos brillar de un color rojizo al igual que uno de los ojos de toshirou, seguimos caminando tranquilamente hasta que comenzó a oscurecer, yo observaba tranquila el sol ponerse, ya podía ver la puerta del reino aunque algo lejana aún, al voltear a ver a mi acompañante su rostro parecía intranquilo.

Toshirou: ya esta oscureciendo -dijo observando el sol ponerse algo rápido- momo… tendremos que apurarnos -en ese instante tomo mi muñeca sin darme tiempo de preguntar nada, vi borroso un momento y al siguiente estábamos justo en la entrada del reino- momo, por hoy solo entra a aquella casa -dijo señalando una pequeña casa- y no salgas

Yo: acabo de llegar, por favor al menos acompáñame -dije, no quería que me soltara, por alguna razón no podía escapar de su mirada, no podía dejar de observarlo-

toshirou: momo por favor -a pesar de eso y de su rostro preocupado yo insistí como una niña pequeña- esta bien, solo te acompañaré y luego saldré

El sol terminó de ponerse y se oscureció todo muy rápido, él, apresurado cerró ventanas y todo pero antes de poder salir lo sujeté diciéndole “te quiero”, el trató de soltarse lo antes posible pero en un instante sus ojos se tornaron color carmesí, volteó hacia mi diciendo “también te quiero”, sonrió, y lo ultimo que vi fue su rostro acercándose a mi cuello, y lo ultimo que sentí, fue un terrible dolor como si me encajaran algo, el despertar me sentía muy extraña, y había un sabor extraño en mi boca, volteé a verlo y se veía apenado.

Toshirou: perdón momo… -dijo observándome-

Yo: porque perdón? -dije y volteé mi cabeza para verlo mejor, en ese instante sentí un terrible dolor en el cuello, y al verlo, había una profunda cortada en su mano, también a la vez identifique el sabor en mi boca, sangre-

Toshirou: perdón, porque, a partir de ahora, ya nada será igual…